El mítico Canal Beagle, inspiración para intrépidos navegantes

El Canal Beagle o Canal Onashaga en lengua nativa, es un estrecho que une el Océano Pacífico con el Atlántico. Ushuaia se extiende a lo largo de este famoso canal y en pleno centro está ubicado el puerto. Desde ahí parten diariamente las excursiones para conocerlo a bordo de catamaranes, veleros, motoveleros, yates. Una variada oferta para avistar lobos marinos, cormoranes, petreles, cóndores, gaviotas, pingüinos. O sea, la profusa avifauna del Canal Beagle en todo su esplendor.

“Isla de los Lobos, de los Pájaros y Faro Les Eclaireurs” es la navegación que se realiza durante todo el año. Hay opciones para realizar desembarcos en algunas de las islas del archipiélago Bridges.  

Entre octubre y marzo se agrega la visita a la colonia de pingüinos magallánicos sita en la Isla Martillo, muy cerca de la Estancia Harberton. La misma puede disfrutarse desembarcando en la isla y caminando a través de las pasarelas construidas a tal fin. O bien, desde la playa a bordo de los catamaranes.

Para los amantes del buceo el Canal Beagle ofrece increíbles tesoros subactuáticos. Ejemplares de enormes algas marinas, erizos y estrellas de mar, centollas, pequeños peces se pueden observar y resistir la tentación de tomarlos con las manos. El traje seco es de uso obligatorio debido a las bajas temperaturas del agua, entre 4º/5º C. Es una actividad que se puede realizar durante todo el año.

Finalmente, navegar las aguas del canal en kayak es una experiencia fascinante. Poder llevarse en la retina esas imágenes tan cercanas y a la vez tan del Fin del Mundo se transforma en algo casi mágico.

Actividades